Una nave industrial es un tipo de construcción utilizada para llevar a cabo actividades de manufactura, distribución, producción y almacenaje de bienes industriales. Su origen se remonta a la época de la Revolución Industrial cuando se utilizaron vigas, madera y piedra para construirlas.

A lo largo del tiempo, han ido evolucionando, aunque conservan la característica de poderse construir de manera rápida y segura. Esto gracias a que la mayoría de los elementos son prefabricados y se ensamblan, además de que al ser ligeros  no necesitan gran mano de obra.

Existen, al menos, tres tipos de naves industriales, clasificación que se ha hecho a partir de los materiales que se utilizan para su construcción: naves con estructuras de acero, fáciles de construir; naves de hormigón prefabricado, su tamaño lo limitan las características del hormigón; naves mixtas construidas con estructuras de acero y hormigón las cuales ofrecen un ahorro considerable en materiales, una mejor calidad y resistencia estructural.

Los elementos que componen una nave industrial son:

  • Zapatas
  • Columnas
  • Armaduras
  • Largueros
  • Techos de lámina
  • Muros divisorios
  • Muros de contención

¿Quieres saber más del tema? Llama a Techos y Reparaciones Ríos en donde nos especializamos en la reparación del techo de las bodegas y naves industriales. ¡Llámanos!